609 40 58 01

3 Tendencias de marketing gastronómico

Los restaurantes que ofrecen una experiencia memorable a sus clientes lo tienen todo ganado  ¿Pero, qué significa eso, exactamente? En el actual entorno competitivo no basta con hacer comida de calidad y dar un buen servicio. Es necesario ir más allá.

La gastronomía no es solo una buena materia prima y elaboración, del mismo modo que el servicio de calidad trasciende de una actuación profesional en el restaurante. De poco servirá todo ello si finalmente no contribuye a mejorar la experiencia del cliente.

Especializarse como estrategia de marketing

En el mundo empresarial, la especialización de producto se ha revelado como una manera efectiva de contentar a una clientela cada vez más exigente, y el sector de la restauración no escapa a esto.

El mercado está saturado de propuestas similares y distinguirse es fundamental para satisfacer o superar las expectativas de los comensales.

¿Pero, cómo determinar qué tipo de diferenciación va a funcionar? Establecer una ventaja basándonos en la especialización de producto puede significar nuestra ventaja competitiva.

La especialización del producto local

Al margen de los nichos de mercado que están esperando ser descubiertos, siempre hay ciertas tendencias que destacan. Lograr la diferenciación mediante la especialización en el producto local, por ejemplo, es una de las de mayor auge.

Los productos locales y ecológicos suelen formar un tándem inseparable aunque, en este caso, no siempre ocurre. Todo dependerá del concepto de negocio, es decir, del enfoque y perfil del cliente o target.

Su principal clave para diferenciarse a través del producto es la materia prima, tanto desde el punto de vista de su calidad y frescura como de su sostenibilidad. Su obtención exige una esmerada selección de proveedores en el entorno cercano e incluso contar con un huerto propio.

Hotel-Indigo-03

La especialización en un ingrediente clave

En lugar de enfocar la oferta gastronómica en un determinado sector, como ocurría con el producto local, especializarse en un ingrediente clave también se ha convertido en tendencia.

El chef Andrea Tumbarello es un gran ejemplo. Su cocina de autor en Don Giovani y en el restaurante del Hotel Indigo de Madrid es sinónimo de un sinfín de propuestas que giran en torno a la trufa, muy aplaudidas por la crítica.

No en vano, es conocido con el sobrenombre del “rey de la trufa”. La especialización en un ingrediente insignia de su restaurante italiano ha sido determinante para alcanzar éxito. Además, tiene una línea de productos basados en este maravilloso hongo.

Los restaurantes monoproducto

Lograr la diferenciación mediante una especialización extrema puede ser también una exitosa estrategia de marketing gastronómico. El resultado son los innovadores restaurantes monoproducto.

La base de su éxito no es otra que jugárselo todo a unos pocos productos y convertirlos en una apuesta ganadora. De acuerdo con el chef Juan Pozuelo, el sector de la restauración está falto de singularidad y estas ofertas vendrían a satisfacer la necesidad de cosas nuevas.

El secreto del éxito es “buscar tu punto fuerte y potenciarlo” Los restaurantes monoproducto constituyen un tipo de restaurante temático que sacrifica la variedad gastronómica a cambio de la excelencia con su especialidad.

Las posibilidades son tantas como nuestra imaginación. Desde un restaurante monoproducto de conservas, de jamón o queso.

11148371_515703261901440_2393017591586974548_o

11892320_547240575414375_1850787495124900933_o

Photo credit restaurantetumbarello.com vacanostra.com

Responder

Debes ingresar para publicar un comentario.

Miembro de…

#CMUA Comunidad aerco Una Actitud Positiva

100% SMrevolution

Pulsa para ver los datos del certificado

Pinterest